domingo, 10 de noviembre de 2013

Historia del Estrecho de San Gines - Parte 1ª

              
                                           PROLOGO
Establecer la fecha de creación del pueblo del ESTRECHO DE SAN GINES es difícil  debido a los pocos datos que existen sobre el pueblo en aquella fecha. Se empezó a nombrar el Monte Miral (Cabezo San Ginés) por Fray Melchor de Huelamo (año 1607) que  hablaba de las herrerías y minas cavadas por los fenicios, cartagineses y romanos. También hay constancia de restos arqueológicos de un pequeño asentamiento en la zona norte de pueblo a pies del Cabezo San Ginés. Ligado el pueblo a San Ginés, al que pertenecían sus tierras, recibió el nombre de este.
Ya se nombra como paraje en 1792  y como población en 1846 nombrándose los escoriales del Estrecho. 

   
   NACIMIENTO DEL ESTRECHO DE SAN GINES

En 1825 Fernando VII promulgo la ley de minas que permitió la actividad minera sin licencia real. A partir de 1842 el desarrollo de la minería se va a caracterizar por un intenso laboreo debido a las leyes mineras de 1825, 1849 y 1859 que se va a reflejar en cientos de concesiones mineras. Para cuando se liberalizó la superficie a explotar  de las minas (Decreto de 1868) fue tarde para la Sierra minera de Cartagena. El plomo, plata, zinc, blenda y manganeso fueron los principales minerales que se extrajeron. El distrito minero de Cartagena se convirtió en un foco de atracción laboral y atrajo mano de obra de toda la región y otras provincias, Almería se convertiría en el principal proveedor de mano de obra, que conllevó la creación  de asentamientos a lo largo de la falda norte de la sierra. En El Estrecho de San Ginés esto se tradujo en  el desarrollo del pueblo y su crecimiento. 




  LA MINA, CRECIMIENTO Y DESARROLLO DEL ESTRECHO DE SAN GINES.

   Las condiciones de trabajo de los habitantes del Estrecho se hicieron muy duras, con jornadas laborables muy largas(de sol a sol), faltas de medidas de seguridad e higiene debido al gran minifundio que existió en la sierra con mucha mano de obra infantil empleada cerca del 40% y salarios bajos. Las titularidad de las minas eran normalmente de una sociedad donde sus miembros aportaban el dinero que hacia falta hasta encontrar el mineral. Luego los gastos se financiaban con la venta del mineral y el resto se repartía entre los socios. También fue normal dar a partido la mina esto es, arrendarla a segundos, lo que llevaba a recortar en seguridad, utillaje ect. lo que tuvo como consecuencia un mayor numero de accidentes. Hubo casos en que se llego a subarrendar a terceros las concesiones. Muchos habitantes del Estrecho al carecer de vivienda habitaron en cuevas hecho que se prolongo hasta cerca de los años 80. Las enfermedades respiratorias y la mala nutrición (en esta época era común pagar a los obreros de las minas con vales para retirar la comida en tiendas de titularidad de los dueños de las minas o amigos de estos) sumado a las epidemias de gripe y viruela que azotaron la época hicieron mella en la población  especialmente a la infantil que se equilibro con el gran número de nacimientos. Los vales como moneda de pago fue motivo de muchas huelgas en toda la Sierra de Cartagena - La Unión. Los precios eran inflados por los comerciantes de estas tiendas junto con los bajos salarios hicieron que alimentos básicos como la leche, pescado o carnes fresca fueran artículos de lujo para los obreros.
Las minas del Estrecho y alrededores eran ricas en hierro y manganesos carbonados estando poco explotadas, aunque lo primero que se llegó a trabajar fueron los escoriales que había de la época Fenicia y romana en el cabezo de San Ginés.
Después fueron explotadas los minerales que afloraban a ras del suelo lo que llevo a tener grandes beneficios a los propietarios debido ala poca inversión necesaria, ausencia de ingenieros, investigación y maquinaria lo que llevo al poco tiempo al agotamiento del mineral. Prueba de ello son las rozas que se ven en el monte San Ginés y aledaños.
 El Estrecho y toda la diputación del Beal pertenecían por el año 1859 a la Parroquia de Alumbres en lo referente al clero.
     Por el año 1877 se dota al pueblo con alumbrado público que daba servicio a las dos barriadas que tenia  nuestra población. Este alumbrado era de petróleo y tenia una duración de unas 2 horas aproximadamente.
 También existió un mercado público en El Estrecho. El 11 de Junio de 1881 el Ayuntamiento da permiso a D. Pedro Vidal para su construcción, llegando a solicitarse a finales de este año un agente de la autoridad para el mercado al ayuntamiento, pagando el sueldo de este hasta que se aprovaran los próximo presupuestos en Julio de 1882. El mercado tuvo sus vaivenes y llego a cerrarse en 1884, aunque  después volvió a abrir habiendo noticias de este hasta el año 1888.
La necesidad de culto de la época se tradujo en la construcción de una iglesia, así el 26 de junio de 1881 según el periódico local El Eco de Cartagena se saco a subasta pública la construcción de la iglesia, aceptándose propuestas hasta las 10 de la mañana del 3 de Julio. También en 1881 se abre al publico el Cementerio de San Ginés de la Jara.
   Debido a la actividad minera era común ver grandes carretas arrastradas por caballerizas y recuas de burros transportando el mineral. Esto comenzó a cambiar con la construcción del ferrocarril. En el Estrecho esto se refleja en la construcción de una estación en 1883 en el paraje del Llano de Campoy con un cargadero de minerales. La línea férrea uniría  Los Blancos con el Descargador de abajo que más tarde se uniría a la línea Cartagena La Unión.

Estación antigua del Estrecho
 
El año 1885 fue un año de acontecimientos y sucesos en lo que se refirió al pueblo. El día 5 de marzo una junta de sanidad visita el cementerio San Ginés de la Jara ante el mal estado en el que se encontraba este, aunque poco se tubo que hacer al respecto al haber mas visitas posteriores de sanidad. Ya en Diciembre el dia 6 de 1885 se bendigo y dio apertura al público de la iglesia, coincidiendo que era domingo, día de San Nicolás de Bari. Un día antes una comisión del pueblo recibió de manos de D.Francisco Manuel Aznar la imagen de San Nicolás de Bari, donativo de D. Carmen Martínez y su hija D. Josefa Chiesanova y Martínez. También estas últimas fueron las que donaron los terrenos para la construcción de la iglesia en 1881. Esta imagen se perdió durante la guerra civil.
El pueblo seguía creciendo con el auge de la minería y un conflicto por protocolo con el Ayuntamiento de Cartagena fue la chispa por la que se llego a gestionar la segregación del Estrecho de San Ginés y alrededores de este ultimo, para crear su propio municipio.
Al final los ánimos se calmaron  y hubo un entendimiento con el Ayuntamiento de Cartagena. El periódico solía ser la manera más eficaz en esta época de hacerse oír ante las autoridades, aunque el abandono de los pueblos siguió estando a la orden del día.
Ante el crecimiento de la población el 10/12/1886 por orden del gobernador se establece un puesto de la Guardia Civil con 5 miembros, que no estuvieron exentos de trabajo debido a la variedad de vecinos que llegaron. Continúa el mes de Diciembre  cuando se hunde una plaza improvisada para la corrida de vacas con 16 heridos graves y un niño de 8 años muerto.
 El 8 de Noviembre de 1887 los vecinos hicieron presente al obispo que teniendo una magnífica iglesia costeada por ellos (barroco popular siglo XIX) carecían de un sacerdote para el ejercicio del culto y que para conseguirlo estaban dispuestos a pagarlos entre todos. El Obispo ofreció un capellán para nuestra iglesia.
Siguen las reclamaciones y el 23/11/1887 los vecinos vuelven a quejarse al periódico local de que el pueblo ha crecido y el alumbrado sea el mismo que hace 10 años. Este echo no fué aislado y  perduro en el tiempo el abandono del pueblo por parte del ayuntamiento.
 A mediados del siglo XIX El Estrecho se enmarco en la diputación del Beal junto con El Llano del Beal, El Beal, Los Blancos, Los Nietos, San Ginés, Lo Poyo y El Descargador. En pleno auge minero llegó a contar la diputación con 5632 habitantes respecto a los 860 habitantes del año 1859.
El 3 de Julio de 1888 toma posesión como párroco  de la iglesia      D.Esteban Ichar siendo recibido por el vecindario y las autoridades.
     Entre 1888 y 1890 la guardia civil tuvo una gran actividad por diversos robos de mineral, reses y el juego, habiendo varios detenidos en el pueblo ya que este ultimo estaba prohibido. Hubo también requisamiento de armas por no tener licencia,  con multas que rondaban las 20 pesetas. Era común en la época tener armas en la casa o para la protección en la calle. Su destino en muchos casos con el tiempo fueron los pozos mineros que ya no se utilizaban.  Este último año se desata un brote de paludismo en la zona. Este mismo año llegan a Cartagena las esculturas hechas por D. Pedro Barbera de Barcelona. S. José y San Leandro que la familia Saura regalo a la iglesia. A finales del año 1893 se estaban terminando las obras del camino que uniría El Estrecho con El Algar. Llega el año 1894 y el 27 de Marzo llegan por ferrocarril en el tren mixto los arboles (Eucaliptos) que han de adornar el camino hacía el Algar, en la parte que confronta con El Beal. Dichos arboles proceden de Zaragoza y su plantación procedería al día siguiente. Este mismo mes la junta de sanidad vuelve a visitar el cementerio de San Ginés de la Jara y decide clausurarlo por su mal estado.  Un año más tarde el 28/4/1895  se aprueba el proyecto para la construcción de la carretera desde el Descargador al Estrecho y Los Blancos, antes era un camino carretero, adjudicándose en subasta a D. José García Soto por un valor de 44.800 ptas. 
 También hay constancia en los periódicos locales de la época de un teatro en El Estrecho que funcionó entre los años 1889/1897.
 Por el año 1897 el 13 de Julio empieza a circular las primeras locomotoras a vapor por El Estrecho y Los Blancos. Este día se inaugura oficialmente la linea El Descargador - Los Blancos, para ser abierta al publico al día siguiente.   El tren chicharra sería el apodo por el que se conocerían a estos trenes con el pasar de los años por el singular ruido que hacían al circular. La Societé des Ponts et Travaux seria la encargada de realizar las obras del ferrocarril. En un principio deberían durar 1 año aunque se prolongarían mas de dos debido a los inconvenientes surgidos en el terreno y principalmente por los propietarios a quien fueron expropiadas las tierras. Algunos terrenos se llegaron a pagar  a razón de cuarenta mil duros la fanega.
 El 4 de Mayo de 1898 comienza una huelga minera. El día 5 los mineros se concentran en las cercanías del Estrecho de San Gines y El Llano, deteniendo los tranvías que circulaban de Cartagena a Los Blancos y destruyen el puesto de la guardia civil de El Estrecho junto con la tienda de Mariano  Giménez hermano político de Celestino Martínez. Aquí en El Estrecho se formo una junta revolucionaria presidida por Manuel García Fillols en la que se encontraba entre sus objetivos exigir a los propietarios dinero para sostener a la guerrilla. El gobernador ante los hechos manda dos compañías al Estrecho del batallón Sevilla que estaban en La Unión para dominar a los obreros y restablecer las comunicaciones con Cartagena. La huelga terminó con varios obreros muertos y la represión posterior.
 En Junio del 1900 empieza a haber problemas en la zona próxima a Los Blancos en los terrenos donde circula el ferrocarril. Ya en Noviembre se suspende el trafico ferroviario entre El Estrecho y Los Blancos por el hundimiento del terreno debido a la actividad minera, paralizándose las labores mineras en las minas: Tetuan, San Aniceto, Cuarenta y Monte Carmelo a menos de cuarenta metros de la vía hasta esclarecer los echos.
Las enfermedades siguieron estando a la orden del día y la situación no mejoro con el cambio de siglo. En 1902 se inundaron varias minas en el Estrecho y El Llano quedándose los obreros sin trabajo a consecuencia de no poder evacuar las aguas subterráneas. Esto cambaría a partir de Diciembre de 1905 con la entrada en funcionamiento del Desagüe del Beal, haciendo posible el trabajo posible en cotas mas bajas. Un año mas tarde en 1903 el ayuntamiento aprueba la electrificación por parte de la empresa Alhemeyer para alumbrado público del pueblo. esta misma empresa suministraría la luz a las tres minas encargadas de la evacuación del agua del Desague del Beal: Haiti, San Juan y San Quintín.
 A finales del año 1906 por disposición del alcalde Rafael Cañete se vacunaría gratis a todo el que lo solicite en la clínica de D. José Rosique en El Estrecho y en la farmacia de Joaquín Rosique en El Llano.  Surgen variadas sociedades a lo largo de varios años como El circulo ateneo, El círculo defensor, El circulo de minerva etc.
 Ya en el año 1907 durante el segundo curso de esta (1907-1908) la enseñanza naval elemental se extiende al Estrecho integrándose en las escuelas graduadas. La enseñanza naval elemental fue promovida por maestros de la enseñanza primaria pública que impulsaron acciones dirigidas a fomentar las actividades relacionadas con el mar, a iniciativa de la recién creada liga Marítima y con el apoyo de las autoridades del departamento.

Corre el año 1910 y una nueva sociedad sale a la luz El Porvenir del Estrecho sociedad benéfica de obreros panaderos. Este año El Estrecho alcanzara su mayor población con 3079 habitantes de hecho y 3107 de derecho. Al igual que las sociedades que proliferaron desde finales del siglo XVIII, también fueron comunes en El Estrecho los cafés de camareras, vinculados estos al juego y la prostitución sin control alguno y que cogerían auge en estos años ante el acoso de sanidad en La Unión a los allí establecidos asentándose muchas de las antiguas inquilinas aquí, donde no tenían control ninguno por parte de las autoridades. Estos cafetines eran el lugar perfecto para albergar a lo peor de la sierra y eran frecuentes los registros de la guardia civil del Estrecho, decomisando armas y dinero por los juegos prohibidos, además de salir algún cliente de las gandulas (prostitutas) sin dinero  por el robo de este.
En 21 Junio de 1914 se declaran en huelga los obreros de los hornos de calcinación del Estrecho por negarse los patronos a concederles la jornada laboral de 8 horas diarias. Se manda a un vigilante  y a fuerzas de la guardia civil ante el temor de que se extienda  la huelga a toda la sierra minera. También es este año  sancionado con un año de trabajo y sueldo el maestro Enrique de las Heras. Eran tiempos en los que los trabajadores de las minas se movilizan para pedir mejoras salariales así el 18 de Junio de 1915 se declaro una huelga minera en La Unión, El Estrecho y Portman siendo precisa la presencia de la Guardia Civil en El Estrecho. El conflicto termino el 25 de Junio.
 En Septiembre de 1916 ante las intensas lluvias caídas por orden del alcalde de Cartagena se suspende el trafico ferroviario de pasajeros entre El Descargador y Los Blancos, no siendo la primera ni la ultima vez que se suspendiera el trafico ferroviario por diversos echos.
 En el ayuntamiento de Cartagena se hace una moción terminando el año 1917 para que El Estrecho pase a llamarse Estrecho de San Ginés de la Jara, igual que al Rincón de S. Ginés, Plaza de S. Ginés etc.

Comienza un nuevo año con una nueva epidemia de gripe  y de tifus (1918-1919) en El Llano, El Algar y El Estrecho debiéndose notificarse por el médico del pueblo todos los casos a sanidad. En esta epidemia muere de tifus D. José Rosique médico de estos pueblos, asisten al entierro una gran multitud de vecinos, parando los trabajadores de las minas en señal de duelo. En el ayuntamiento el 21 de febrero se aprueba una moción para que la Plaza de la iglesia del Estrecho se le de el nombre de José Rosique Rosique y se coloque una placa en recuerdo de este médico en su casa. Pero no todo fueron desgracias. En Octubre de este año toca el gordo de la lotería en Cartagena en la administración nº 6 frente al ayuntamiento de los cuales 5 décimos se venden en El Estrecho. También en 1919 vecinos del Estrecho, Llano y El Algar tomaran partido por  La Unión y con este fin solicitaran su anexión al municipio unionense aunque no llego a cuajar el proyecto.
 El 27 de Noviembre de 1919 se restaura la iglesia ante el deterioro de la misma recogiéndose 989 pesetas de diversas donaciones de particulares, participando el obispado con 200 ptas.
En el año 1924 ya existía un equipo de fútbol en El Estrecho. Bajo las siglas de "España F.C.". creado por la nueva sociedad deportiva.
El 1 de Julio se enfrenta el "España C.F." contra "El Beal F.C." ganando el equipo del Estrecho por 2-0.
 En agosto de este año se enfrenta en el campo de la Unión Levante  en la Unión en un torneo al equipo de Perín "Unión Deportiva" perdiendo 4-2 El Estrecho.
 Por el año 1925 los pueblos se encontraban dejados por el ayuntamiento de Cartagena. El alcalde D. Alfonso Torres López se compromete a hacer un puesto de socorro donde atender a la población y no tener que trasladarlos al hospital de La Unión.
El 27 de Agosto en el domicilio del cura y rector del Estrecho     D. Juan Nicolás López se hace una reunión para constituir la asamblea de la Cruz Roja que daría servicio a toda la diputación del Beal con 2000 personas censadas. El día de navidad se inaugura el hospital de la Cruz Roja en el Llano del Beal  haciendo una misa en la iglesia del Estrecho, además de otras celebraciones asistiendo las autoridades de la época. También se crea una escuela para niños. Corre el año 1927 y en Octubre el ayuntamiento aprueba las obras de urbanización de la entrada de la iglesia, el actual atrio de la misma. Ya en nochebuena por orden del alcalde se reparten 500 bolsas de comida entre las familias mas necesitadas del Estrecho, Llano, Beal y Los Nietos. En la Cruz Roja se realizo el reparto de las bolsas que contenían cada una: 2 K. patatas, medio kilo de arroz, 1 K. de pan, media libra de magra de cerdo, medio kilo de garbanzos, una cuarta de tocino y una de morcillas,  pero el abandono del pueblo se constata en que ha fecha 25/04/ 1930 de 34 lámparas  que  hay  instaladas en el pueblo solo lucen 2.            

Son  años difíciles y La Real Compañía Asturiana pide al gobierno la disolución del consorcio del plomo o sea la muerte de la industria minera. La paralización de las minas de hierro y después de la de blenda por la depreciación de estos minerales en el mercado internacional trajo al El Estrecho y El Llano la pobreza y la emigración de sus obreros a otros lugares, como Barcelona y el sur de Francia. El medio más utilizado fue el marítimo, embarcando en uno de los tres vapores que hacían la linea Cartagena-Barcelona, aunque no todos pudieron pagar las 40 pesetas que costaba el viaje, lo que llevo ha hacer el camino a muchas familias a pie, debiendo mendigar en muchos casos para poder subsistir. Los que se quedaron también tuvieron que soportar otro foco de sarampión. La llegada de la II República en 1931 no supuso cambio alguno en la mala situación laboral en la que se encontraba la Sierra. Así el 16 de Enero de 1932 el Ayuntamiento contrata una cuadrilla reducida de obreros para hacer hoyos para la plantación de árboles en el pueblo ante la falta de trabajo, aunque ante la mala situación económica y laboral se declara una huelga general en Cartagena en agosto de este mismo año que es secundada por los mineros del Estrecho, La Unión y Portman. También hay que puntualizar que muchos obreros no la secundaron ante la precariedad del trabajo y el miedo al perder este. Previo reconocimiento médico en 1933 10 niños del pueblo son enviados a las colonias escolares en Sierra Espuña e Isla Plana.       Dos años más tarde en 1935 desaparece el puesto de la guardia civil del Estrecho.
  

                                    FIN de la 1ª Parte

       Fuentes:Archivo Región de Murcia
                    Hemeroteca del ayuntamiento de Cartagena
                    Hemeroteca del ayuntamiento de Murcia.
Fotografías: Josefa Madrid Tudela
                    CEHIFORM 
        Libros: El movimiento obrero en el distrito minero de 
                     Cartagena - La Unión (1840-1930)







2 comentarios:

  1. Creo que del 1890 a 1919 la mujer que ayudaba y traia al mundo los niños era:: la Tia Rita la partera. Actualmente soy la última de sus nietas. Marga Delgado Sáez, nacida en Barcelona donde resido. Bon dia a tothom!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bon dia Marga. Mi nombre és Salvador Melero Vilella. Resido en Badalona. Busco información sobre mi bisabuelo Francisco Melero Ballester que devia ser originario de El Estrecho o de El Beal. ¿ Por casualidad su abuela no tendria un registro de nacimientos? Muchas gracias. Mi correo es samevi7@gmail.com.

      Eliminar